Ciclones tropicales memorables

Ciclones tropicales memorables

Si damos un vistazo a los ciclones tropicales significativos que se han producido recientemente y que figuran a continuación, se hace evidente la necesidad de mejorar los sistemas de alerta temprana multirriesgos que tienen en cuenta los impactos y las medidas de mitigación, así como de colaborar con las personas en situación de riesgo para prepararlas a fin de que puedan tomar medidas rápidas y efectivas para salvar vidas.

 

Los titulares de los periódicos sobre ciclones tropicales, huracanes y tifones y la devastación generalizada que estos fenómenos causan han llevado a muchas personas a cuestionar el hecho de que el cambio climático esté aumentando su frecuencia e intensidad. Muchos se preguntan si las observaciones científicas indican esa tendencia y, en ese caso, si los científicos atribuyen dicha tendencia al cambio climático. Es importante abordar la cuestión de cómo el cambio climático podría afectar los ciclones tropicales, en particular en vista de sus repercusiones socioeconómicas cuando tocan tierra.  

La mayoría de los modelos climáticos científicos pronostican que en el futuro se producirán menos ciclones tropicales a nivel mundial; sin embargo, prevén un aumento de la intensidad de los ciclones más fuertes —a nivel mundial, la proporción de tormentas de categoría 4 y 5 podría aumentar entre el 0 % y 25 %—  además de un incremento de las precipitaciones correspondientes (haga clic aquí). Los modelos muestran también que es probable que la elevación del nivel del mar contribuya a aumentar el riesgo de mareas de tempestad. Por consiguiente, se espera que la vulnerabilidad de las regiones costeras a las inundaciones por mareas de tempestad provocadas por los ciclones tropicales aumente con la elevación del nivel del mar, consecuencia del calentamiento global. El desarrollo costero expondrá a un mayor número de personas a situaciones de riesgo. El nivel de confianza respecto de otras proyecciones de ciclones tropicales, con inclusión de los cambios previstos de sus trayectorias y de su velocidad de traslación, es generalmente más bajo. En general, el nivel de confianza en diversas proyecciones de ciclones tropicales fue menor a nivel de las cuencas individuales que respecto del promedio mundial. (Para ampliar esta información, véase: Tropical Cyclones and Climate Change Assessment (Ciclones tropicales y evaluación del cambio climático))

Clasificación de los 10 peores ciclones tropicales de 1970 a 2019

En el WMO Atlas of Mortality and Economic Losses from Weather, Climate and Water Extremes 1970-2019 (Atlas de la mortalidad y las pérdidas económicas provocadas por fenómenos meteorológicos, climáticos e hidrológicos extremos 1970-2019), que la OMM publicará próximamente, se afirma que, en los últimos 50 años, 3 de los 10 peores desastres del mundo se atribuyeron a los ciclones tropicales. Los decesos que se produjeron como consecuencia de estos 3 desastres representan el 43 % del total de muertes de los peores 10 desastres juntos. Además, en el Atlas se sostiene que 7 de los 10 peores desastres en términos de pérdidas económicas se atribuyeron a los ciclones tropicales, que representan el 82 % del total de las pérdidas económicas de los 10 peores desastres combinados. Seis de esos desastres se produjeron en los Estados Unidos de América.

Maria, clasificado como el tercer ciclón tropical que causó más pérdidas económicas, afectó a varios países, entre ellos Dominica, Estados Unidos, Guadalupe (FRA), Haití, Martinica (FRA), Puerto Rico, República Dominicana, las Islas Vírgenes (Estados Unidos) y Islas Vírgenes (Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte). Solo en Dominica las pérdidas se cifraron en 1 500 millones de dólares de los Estados Unidos, cantidad que se estima representa más del 200% de su producto interno bruto (FMI, 2019).

Clasificación de los 10 peores ciclones tropicales en términos de muertes y pérdidas económicas (1970-2019)

 

Tipo de desastre

Año

País

Número de muertos

 

Tipo de desastre

Año

País

Pérdidas en miles de millones de USD

1

Tormenta

1970

Bangladesh

300 000

1

Tormenta (Katrina)

2005

Estados Unidos

163 610

2

Tormenta (Gorky)

1991

Bangladesh

138 866

2

Tormenta (Harvey)

2017

Estados Unidos

96 940

3

Tormenta (Nargis)

2008

Myanmar

138 366

3

Tormenta (María)

2017

Puerto Rico

69 390

4

Tormenta

1985

Bangladesh

15 000

4

Tormenta (Irma)

2017

Estados Unidos

58 160

5

Tormenta (Mitch)

1998

Honduras

14 600

5

Tormenta (Sandy)

2012

Estados Unidos

54 470

6

Tormenta

1977

India

14 204

6

Tormenta (Andrew)

1992

Estados Unidos

48 270

7

Tormenta (05B)

1999

India

9 843

7

Tormenta (Ike)

2008

Estados Unidos

35 630

8

Tormenta

1971

India

9 658

8

To rmenta (Iván)

2004

Estados Unidos

24 360

9

Tormenta (Fifi)

1974

Honduras

8 000

9

Tormenta (Charley)

2004

Estados Unidos

21 650

10

Tormenta (Haiyan)

2013

Filipinas

7 354

10

Tormenta (Rita)

2005

Estados Unidos

20 940

Ciclones tropicales recientes:

2020

La temporada de huracanes de 2020 en el Atlántico registró un récord de 30 tormentas tropicales con nombre, entre ellas, 13 huracanes y 6 huracanes de gran intensidad, que tuvieron consecuencias directas en muchos países de la cuenca del Atlántico, el mar Caribe y el golfo de México. Cinco huracanes llegaron a tierra en el Caribe, incluidos dos con vientos de categoría 4 que se abatieron sobre Nicaragua con unas dos semanas de diferencia. También se desataron 12 tormentas que tocaron tierra en el territorio continental de los Estados Unidos.

Fue la sexta temporada consecutiva con una actividad tormentosa superior a la media, se registraron cientos de víctimas y se produjeron daños estimados en miles de millones de dólares.

 

Sur del Pacífico y sureste del océano Índico

A principios de abril, el ciclón tropical severo Harold causó estragos en las Islas Salomón, Vanuatu, Fiji y Tonga.

Atlántico Norte, mar Caribe y golfo de México

El huracán Laura fue una intensa tormenta de categoría 4 (en la escala de vientos huracanados de Saffir-Simpson) que llegó a tierra cerca de Cameron, Luisiana (Estados Unidos), acompañada de una devastadora marea de tormenta de al menos 5 metros (17 pies) por encima del suelo. Se cobró, de forma directa, 47 víctimas mortales en los Estados Unidos y en la isla La Española, y los daños producidos se estimaron en 19 000 millones de dólares de los Estados Unidos.

Los huracanes Eta y Iota llegaron a tierra con menos de dos semanas de diferencia, en noviembre de 2020, en la misma zona de la costa de Nicaragua, al sur de Puerto Cabezas. Los dos ciclones tropicales, de gran intensidad, causaron extensas inundaciones en Nicaragua, Honduras y otros países vecinos de América Central, dejando un saldo de al menos 272 muertos y provocando pérdidas y daños por una valor superior a 9 000 millones de dólares.


La OMM publicó dos comunicados de prensa sobre la temporada de huracanes de 2020: “El Comité de Huracanes examina la temporada récord de 2020 y debate los planes para 2021” y “El Comité de Huracanes de la Organización Meteorológica Mundial retira nombres de ciclones tropicales y pone punto final al uso del alfabeto griego”.

2019

Atlántico Norte, mar Caribe y golfo de México

En agosto el huracán Dorian alcanzó la categoría 5 en la escala de vientos huracanados de Saffir-Simpson y fue el huracán de mayor intensidad registrado en el noroeste de las Bahamas. Más de 200 personas perdieron la vida. La tormenta causó daños catastróficos principalmente en las islas Ábaco y Gran Bahama, que se estimaron en 3 400 millones de dólares de los Estados Unidos.

Norte del océano Índico

La tormenta ciclónica extremadamente severa Fani se desarrolló cerca del ecuador (cerca de 2,70°N y 88,70°E), un fenómeno raro en una latitud tan baja. Con vientos máximos sostenidos de 215 km/h, fue uno de los ciclones más intensos que cruzó la costa de Odisha. Desde la llegada de los satélites meteorológicos (en 1965), Fani ha sido la tormenta ciclónica más intensa que haya cruzado la costa de Odisha durante la temporada premonzónica.

A finales de octubre se formó el ciclón Kyarr, que fue el más intenso del que se tiene registro en el mar Arábigo y el segundo más fuerte en el norte del océano Índico.

Pacífico noroccidental

En el océano Pacífico Occidental, en el mes de octubre, el tifón Hagibis, tras tocar tierra en Japón, causó pérdidas económicas directas por daños cifradas en más de 15 000 millones de dólares de los Estados Unidos.

Suroeste del océano Índico

El ciclón tropical Idai tocó tierra el 14 de marzo en las cercanías septentrionales de Beira (Mozambique), con vientos de 165 km/h y ráfagas de hasta 230 km/h. Trajo lluvias torrenciales y muy alta mar: la altura de las olas superó los 10 metros. Dejó un saldo de 200 muertos y 1 600 heridos. Afectó a más de 1,8 millones de personas y causó pérdidas estimadas en 773 millones de dólares de los Estos Unidos por daños a inmuebles, infraestructura y la agricultura.

Unas semanas más tarde, el país sufrió la ocurrencia de otro fenómeno sin precedentes. El ciclón tropical Kenneth, con ráfagas de viento de hasta 220 km/h, tocó tierra el 25 de abril en el norte de Mozambique. Al tocar tierra en una latitud tan inusual, se convirtió en el ciclón más intenso que haya azotado el continente africano desde que se iniciaron los registros. Nunca antes dos tormentas de tal intensidad habían asolado anteriormente Mozambique en la misma temporada. Antes de tocar tierra en Mozambique, el ciclón Kenneth afectó a la población de la Unión de las Comoras, ocasionando consecuencias para la salud, la educación, la vivienda, la infraestructura estratégica, la agricultura, la pesca, la ganadería, la vida socioeconómica, etc.

2018

Atlántico Norte, mar Caribe y golfo de México

En octubre el huracán Michael, con vientos sostenidos de 249 km/h, fue el tercer huracán más intenso por su presión central que tocó tierra en el territorio continental de los Estados Unidos, y el cuarto más intenso por la velocidad del viento. Los daños causados se estimaron en 25 000 millones de dólares de los Estados Unidos y fue el ciclón tropical que más pérdidas económicas causó en 2018.

Pacífico noroccidental

En septiembre, el tifón Mangkhut causó graves daños en Filipinas, China, incluidos Hong Kong y Macao, y Viet Nam, y afectó a la República Democrática Popular Lao y a Tailandia. Fue muy destructivo. El 16 de septiembre de 2018, Hong Kong emitió, durante 10 horas, el aviso de ciclón tropical más intenso, la señal de alerta número 10 —ese fue el segundo período más extenso durante el que se comunicó una señal número 10 en Hong Kong desde 1946—. El ciclón dejó a su paso un total de, al menos, 134 muertos y daños por un valor de 3 770 millones de dólares de los Estados Unidos.

Sur del Pacífico y sureste del océano Índico

El ciclón tropical severo Gita (febrero) fue el más importante que se produjo en las dos temporadas anteriores en esta región. Gita alcanzó una intensidad de categoría 4 antes de causar daños generalizados en Tonga, el país más afectado por el ciclón: cientos de viviendas y cultivos quedaron destruidos y los daños se estimaron en 356 millones de dólares de los Estados Unidos. También se registraron importantes daños en Samoa, la Samoa Americana, las islas meridionales de Fiji y Nueva Zelandia, donde se declaró el estado de emergencia a raíz del sistema.

2017

En el Atlántico Norte se registró una temporada de huracanes muy activa con 17 tormentas con nombre, 10 huracanes y 6 huracanes de gran intensidad —muy por encima de la media de 1981-2010 de 12,1 tormentas con nombre, 6,4 huracanes y 2,7 huracanes de gran intensidad—. El Caribe fue arrasado por dos huracanes de categoría 5 —Irma y María — en un período de dos semanas. Es probable que la ausencia de condiciones características de El Niño en el Pacífico ecuatorial y el desarrollo de condiciones propias de La Niña casi a finales de la temporada hayan contribuido a aumentar los números de la temporada. Cuando El Niño-Oscilación del Sur (ENOS) está en su fase neutra y las condiciones de La Niña se hacen presentes, la cizalladura del viento es generalmente menor en la cuenca del Atlántico, lo que crea condiciones favorables para el desarrollo de ciclones tropicales.

Atlántico Norte, mar Caribe y golfo de México

El huracán Harvey tocó tierra por última vez en el suroeste de Luisiana el 30 de agosto. Durante cuatro días, el centro de Harvey se ubicó sobre o cerca de la costa de Texas. En ese período, en el sureste de Texas se registró una cantidad histórica de precipitaciones —más de 1 524 mm—, que provocaron inundaciones catastróficas. Harvey es, después de Katrina (2005), el segundo huracán que causó más pérdidas económicas en la historia de los Estados Unidos. Al menos 68 personas murieron en Texas por causa de la tormenta, el mayor número de víctimas mortales ocasionadas directamente por un ciclón tropical en ese estado desde 1919.

El 6 de septiembre el huracán Irma tocó tierra en Barbuda y San Martín y mantuvo su intensidad de categoría 5 durante 60 horas, el segundo período más largo del que se tiene constancia, después del huracán de Santa Cruz del Sur (Cuba) de 1932. Azotó 16 países y provocó la muerte de, al menos, 134 personas.

El huracán María, el más intenso que haya tocado tierra en Dominica según los registros, atravesó la isla el 19 de septiembre y al día siguiente asoló Puerto Rico. María fue el ciclón tropical más mortífero del año en el Atlántico Norte, con más de 3 000 víctimas mortales solo en Puerto Rico y Dominica. Desde 1883 hasta la actualidad, Dominica se ha visto afectada por 10 grandes huracanes, siendo María el primero de categoría 5. Dominica, conocida como la isla de la naturaleza, sufrió prácticamente la erradicación de su vegetación y la destrucción del 95% de sus viviendas, toda su agricultura y la mayor parte de su infraestructura. El Banco Mundial estima que los daños y pérdidas ocasionados en Dominica por el huracán María ascienden a 1 300 millones de dólares de los Estados Unidos, esto es, el 224 % del producto interno bruto del país. Según estimaciones de la Administración Nacional del Océano y de la Atmósfera (NOAA), los daños conexos registrados en Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos se cifran en 90 000 millones de dólares de los Estados Unidos, lo que convierte a María en el tercer huracán, después de Katrina (2005) y Harvey (2017), en provocar más pérdidas económicas en la historia de los Estados Unidos. María es, con mucho, el huracán más destructivo que ha golpeado Puerto Rico en los últimos tiempos, ya que el que ocasionó previamente más pérdidas económicas fue Georges (1998), que provocó daños por un valor de 5 000 millones de dólares de los Estados Unidos (en 2017).

El huracán Nate tocó tierra en octubre en Luisiana y Misisipi, donde se calcula que ocasionó daños cifrados en 225 millones de dólares de los Estados Unidos.

Norte del océano Índico

La tormenta ciclónica muy severa Ockhi, cuyo período de mayor afectación fue de 162 horas, azotó el golfo de Bengala (del 29 de noviembre al 6 de diciembre) y fue el ciclón tropical más mortífero del año en esa cuenca: se cobró 911 víctimas mortales.

Pacífico noroccidental

El tifón Hato se formó al este de Filipinas el 19 de agosto y causó graves daños en el sur de China, incluidos Hong Kong y Macao, la República Democrática Popular Lao y Viet Nam. El tifón Hato fue el ciclón tropical más intenso que haya azotado Macao desde 1953. Fue la primera vez en 18 años que la Oficina Meteorológica y Geofísica de Macao emitió la señal número 10 de vientos huracanados. Los vientos máximos promedio en el puente marítimo fueron de 132 km/h, con ráfagas récords de 217,4 km/h.

Suroeste del océano Índico

A principios de marzo se desató el intenso ciclón tropical Enawo, el fenómeno más violento que se ha producido en Madagascar desde Gafilo en 2004; se cobró la vida de más de 80 personas.

Sur del Pacífico y sureste del océano Índico

El ciclón tropical severo Debbie fue el sistema más intenso que tocó tierra en la temporada. Causó daños generalizados e inundaciones en partes de Queensland y Nueva Gales del Sur a finales de marzo.

El ciclón Donna (categoría 5) fue el fenómeno más intenso que se produjo fuera de la temporada, en mayo, en el hemisferio sur. Afectó directamente a las Islas Salomón —se registraron 2 muertos—, Vanuatu y Nueva Caledonia.

El ciclón tropical Cempaka se formó al sur de Java a finales de noviembre. Si bien el ojo del ciclón se mantuvo sobre el agua, soplaron vientos con fuerza de tormenta que generaron grandes mareas de fondo y cayeron fuertes lluvias que azotaron gran parte de Java, cobrándose la vida de 19 personas.

2016

Atlántico Norte, mar Caribe y golfo de México
Haití tras el paso del huracán Matthew

En septiembre se registró el huracán Matthew, que fue el más fuerte y mortal de la temporada. Sus vientos superaron los 220 km/h. Acarreó fuertes lluvias, que causaron inundaciones torrenciales y graves crecidas repentinas, aludes de lodo y deslizamientos de tierra. Matthew se cobró 595 vidas, la mayoría en Haití, y dejó a su paso pérdidas económicas estimadas en 15 830 millones de dólares de los Estados Unidos. Los fuertes vientos, las inundaciones costeras y las lluvias causaron grandes inundaciones y deslizamientos de tierra en Haití, destruyendo la infraestructura, los cultivos agrícolas y los ecosistemas naturales, lo que supuso un grave revés para una economía que ya estaba en dificultades. La región sudeste de los Estados Unidos también sufrió una devastación generalizada.

Suroeste del océano Índico

En abril se desató el ciclón Fantala, que estuvo entre los cinco ciclones más intensos de la cuenca. Como ciclón persistió durante casi 10 días, que es el nuevo récord de energía ciclónica acumulada en la cuenca.

Sur del Pacífico y sureste del océano Índico

El ciclón Winston tocó tierra en Fiji, en febrero, como un intenso sistema de categoría 5, con vientos con una velocidad promedio en 10 minutos de 296 km/h y ráfagas de 388 km/h. Los devastadores vientos del ciclón Winston azotaron Fiji, inundando las comunidades costeras de las islas afectadas. Se registró un total de 44 muertes y los daños ocasionados a la economía de Fiji se cifraron en 1400 millones de dólares de los Estados Unidos.

2015

Pacífico noroccidental

El ciclón tropical que generó más daños económicos fue el tifón Mujigae, que tocó tierra en China el 4 de octubre y causó pérdidas económicas por 4 250 millones de dólares de los Estados Unidos.

Pacífico nororiental

El huracán Patricia, clasificado como de categoría 5 en la escala de Saffir-Simpson, fue un huracán extremadamente intenso. El 23 de octubre, cuando se encontraba a 255 km al sur-suroeste de Manzanillo, Colima (México), alcanzó vientos máximos sostenidos de 342 km/h y ráfagas de 400 km/h. Llegó a tierra en México en una zona poco poblada.

Sur del Pacífico y sureste del océano Índico

El ciclón Pam fue el sistema más intenso de la temporada de ciclones tropicales. Tocó tierra en Vanuatu el 14 de marzo como ciclón tropical de categoría 5, con vientos sostenidos estimados en 268 km/h. Causó grandes daños en Vanuatu y se cobró 11 vidas.