El calentamiento atípico del agua del mar en la costa del Perú produce desastres

El calentamiento atípico del agua del mar en la costa del Perú produce desastres

6

Publicado

6 Abril 2017

El director del área de pronóstico del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi), Nelson Quispe, informó que las lluvias intensas y extraordinarias que ocurren en numerosas regiones del país, son el resultado de las muy altas temperaturas del mar frente a las costas de Tumbes, Piura, Lambayeque and La Libertad.

El director del área de pronóstico del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi), Nelson Quispe, informó que las lluvias intensas y extraordinarias que ocurren en numerosas regiones del país, son el resultado de las muy altas temperaturas del mar frente a las costas de Tumbes, Piura, Lambayeque and La Libertad.

En el caso de Tumbes, las lluvias extremas fueron superiores a los 200 mm por día. Además, las fuertes precipitaciones en distintos lugares sobre la selva peruana han hecho subir el caudal del río Amazonas hasta el punto de encender la alerta roja. Por ejemplo, el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN) indicó que el nivel crítico de inundación en la estación Tamshiyacu (en Loreto) es de 45.000 m3/s, mientras que el SENAMHI informó en días pasados que las medidas de caudal alcanzaban ya 45.220 m3/s

La capital, Lima, vive actualmente una ola inhabitual de calor. Nelson Quispe, Director del área de pronóstico del Senamhi, anunció que las anomalías son tales, que si la temperatura normal en Lima durante el otoño es de 22° Celsius, la predicción para las próximas semanas es entre 28° y 30° Celsius.

 “Este es y será uno de los otoños más calurosos de los últimos años. Cuando la temperatura normal del mar se eleva, el aire también responde así. El mar de las playas del norte está caliente. El cambio climático es una realidad, una manera de manifestarse es cuando estos eventos como El Niño se presentan con más frecuencia y con más intensidad", dijo Grinia Ávalos, directora de climatología del Senamhi.

“En el caso de El Niño, el cambio climático lo agrava porque el calentamiento global altera la temperatura de las corrientes marinas debido a los deshielos. Este incremento de temperatura altera la estacionalidad y la evaporación genera mayor humedad en la atmósfera, lo que intensifica el efecto de las lluvias”, explicó Manuel Pulgar-Vidal, ex ministro del Ambiente de Perú y presidente de la COP-20.

Estos efectos provienen de lo que se ha llamado “El niño costero”, un suceso meteorológico a escala localizada con impactos en un área vasta pero parcial. Se trataría pues de un suceso diferente a El Niño a escala global, que según los modelos numéricos se desarrollará a finales de este año.

Entre los numerosos efectos en Perú, una autopista ha sido cerrada en dirección de Piura y 32 caminos han sido bloqueados o tienen solo paso restringido en diferentes zonas del territorio, incluyendo Lima. El gobierno ha informado sobre al menos un centenar de muertos y miles de personas que han sido víctimas de daños serios en sus viviendas y en la infraestructura urbana.

(Sources: Senamhi y El Comercio)

Share this page