Mayo de 2016 bate nuevos récords

Mayo de 2016 bate nuevos récords

17

Publicado

17 Junio 2016

En mayo de 2016 se han vuelto a batir récords de temperatura mundial, según los datos recién publicados por la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA), que también señaló que esta primavera (en el hemisferio norte) ha sido la más cálida jamás registrada.

La temperatura ha sido especialmente elevada en el Ártico, lo cual ha adelantado mucho el derretimiento anual del hielo marino en el Ártico y de la cobertura de hielo en Groenlandia. La extensión del manto de nieve fue excepcionalmente reducida en el hemisferio norte.

Las temperaturas sin precedentes de mayo vinieron acompañadas de otros fenómenos extremos, como las muy intensas precipitaciones registradas en algunas zonas de Europa y del sur de Estados Unidos de América y una decoloración grave y generalizada de los corales.

“La situación del clima observada hasta este momento del año nos da muchos motivos de alarma,” declaró David Carlson, Director del Programa Mundial de Investigaciones Climáticas. “Estamos viendo temperaturas excepcionalmente elevadas, tasas de derretimiento de la cobertura de hielo en marzo y mayo que normalmente no se dan hasta julio, episodios de lluvias sin precedentes en esta generación. La intensidad excepcional del fenómeno El Niño es responsable solamente en parte. Lo anormal es ahora la norma.”

“Especialmente inquietantes resultan los rápidos cambios observados en el Ártico, pues lo que sucede en esa zona tiene repercusiones para el resto del planeta. Lo que nos preguntamos es: ¿los cambios seguirán sucediendo a este ritmo? ¿se acelerarán? Nos adentramos en terreno desconocido.”

Los avances realizados en los ámbitos de la investigación y las observaciones nos permiten entender mejor el sistema climático. También se ha avanzado en los fundamentos científicos de la “atribución”, es decir, la labor de establecer si un determinado fenómeno meteorológico extremo está vinculado al cambio climático de origen humano o a la variabilidad natural del clima.

El fenómeno El Niño, de gran fuerza pero que ya se ha disipado, contribuyó a las elevadas temperaturas registradas hasta el momento en 2016. No obstante, la causa fundamental del calentamiento global siguen siendo los gases de efecto invernadero que se vierten a la atmósfera de resultas de la actividad humana.

El aumento de la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera a raíz de la actividad humana se ha acentuado este año a causa de El Niño, según un equipo de climatólogos dirigido por la Oficina Meteorológica de Reino Unido, en un artículo científico publicado en la revista Nature Climate Change en su número del lunes. Como resultado de ello, 2016 será el primer año en que se registren concentraciones superiores a las 400 partes por millón (ppm) a lo largo de todo el año en el icónico registro de CO2 de Mauna Loa.

Richard Betts, del Centro Hadley de la Oficina Meteorológica de Reino Unido y la Universidad de Exeter, es el autor principal del artículo, y declaró: "La concentración de CO2 en la atmósfera aumenta cada año debido a las emisiones de origen humano, pero este año se ha visto impulsada además por el reciente episodio de El Niño, que ha calentado y secado los ecosistemas tropicales, reduciendo su capacidad de absorción del carbono, y agravando los incendios forestales. Dado que las emisiones de origen humano son hoy en día un 25% superiores a las registradas durante el último episodio intenso de El Niño, en 1997/1998, el resultado es un aumento récord del CO2 este año."

Temperaturas:

Este ha sido el mayo más caluroso del que se tiene constancia. Las temperaturas superiores a la media fueron especialmente pronunciadas en las latitudes más altas del hemisferio norte, según el Instituto Goddard de Investigaciones Espaciales de la NASA. Fue también la primavera (marzo-abril-mayo) más calurosa de la que se tienen datos. La Administración Nacional del Océano y de la Atmósfera de Estados Unidos no ha publicado aún sus cifras de temperatura de mayo.

Alaska tuvo, con diferencia, su primavera más cálida de las registradas hasta ahora. Según las estadísticas del Instituto Meteorológico Finlandés, la temperatura media en mayo fue entre 3 y 5 °C más alta de lo habitual en la mayor parte de Finlandia. El máximo histórico de la temperatura media de mayo se superó en unas 20 estaciones de observación. Más recientemente, el 9 de junio, en Nuuk (Groenlandia), se registró la temperatura más alta observada nunca en un mes de junio: 24,8 °C.

Australia vivió su otoño más cálido hasta la fecha, superando la media en 1,86 °C, según la Oficina de Meteorología del país. Más del 53% del país vivó temperaturas medias récord a causa de las elevadas temperaturas del agua provocadas por El Niño en el norte y noroeste de Australia.

Cobertura de hielo y manto de nieve:

En mayo de 2016 se registraron mínimos históricos para ese mes en el período de observaciones satelitales, con una cifra de 12,0 millones de kilómetros cuadrados (4,63 millones de millas cuadradas), tras los otros mínimos históricos registrados este año en enero, febrero y abril, según el Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielos de Estados Unidos. La extensión media de la cobertura de hielo en mayo fue inferior en 580 000 kilómetros cuadrados (224 000 millas cuadradas) al anterior mínimo histórico para ese mes, registrado en 2004, e inferior en 1,39 millones de kilómetros cuadrados (537 000 millas cuadradas) a la media a largo plazo de 1981 a 2010.

Durante el mes, la extensión diurna del hielo marino se situó en cifras inferiores en unos 600 000 kilómetros cuadrados (232 000 millas cuadradas) a las registradas en 38 años de datos satelitales. La extensión media mensual correspondiente a mayo de 2016 fue inferior en 1 millón de kilómetros cuadrados (386 000 millas cuadradas) a la observada en mayo de 2012.

El hemisferio norte presentó un manto de nieve excepcionalmente reducido tanto en abril como en mayo de 2016, y su extensión en la primavera (marzo, abril y mayo) alcanzó un mínimo histórico, según los datos cartográficos recabados durante más de 50 años por el Global Snow Laboratory (Laboratorio de Nieve Mundial) de la Universidad de Rutgers.

La Administración Nacional del Océano y de la Atmósfera anunció el 20 de mayo que en Barrow, una localidad del estado de Alaska, la nieve se había fundido totalmente antes que en cualquiera de los 78 años para los que se dispone de datos climáticos. Los habitual es que la nieve se retire a finales de junio o principios de julio, pero este año el deshielo comenzó el 13 de mayo, diez días antes que en 2002, año del anterior récord de la localidad.

Precipitación:

En el período del 28 al 31 de mayo, la lluvia cayó en Francia en cantidades excepcionales. Por ejemplo, en el departamento de Loiret se registraron 92,9 mm en 3 días, cifra que no tiene precedente en los últimos 30 años. Según Météo-France este volumen de precipitación se registra únicamente una vez cada 10-50 años. En París llovió en un mes lo que suele llover en tres, y mayo fue el mes más lluvioso desde 1960.

El sudeste del estado de Texas sufrió inundaciones sin precedentes. La caída de unas 2-5 pulgadas adicionales de lluvia durante las últimas 24 horas en el sudeste de Texas, donde intensas tormentas dejaron en las 24 horas anteriores un total de más de 10 pulgadas de lluvia, está provocando inundaciones récord.

Decoloración coralina

Las aguas del mar de Coral (incluida la Gran Barrera) y el mar de Tasmania vienen registrando largos períodos de temperaturas récord desde finales del verano de 2016, según la Oficina de Meteorología de Australia. El agua caliente también ha contribuido a que subieran las temperaturas de superficie en Australia y a una tasa de decoloración sin precedentes en la Gran Barrera de Coral, según el Climate Council (Consejo Climático), una entidad australiana independiente.

Se ha producido una decoloración generalizada de los arrecifes de coral en muchas otras partes del mundo.

Share this page