Qué hacemos

Qué hacemos

La OMM es el organismo especializado de las Naciones Unidas que se dedica a la cooperación y coordinación internacionales en lo que se refiere al estado y el comportamiento de la atmósfera de la Tierra, su interacción con la tierra y los océanos, el tiempo y el clima que genera, y la consiguiente distribución de los recursos hídricos. 

Los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales trabajan día y noche para vigilar el sistema Tierra y proporcionar información esencial sobre el tiempo y el clima a escala mundial. Sus alertas tempranas y fiables de fenómenos meteorológicos extremos y de las fluctuaciones de la calidad del aire, así como la información sobre la variabilidad del clima y el cambio climático, permiten a las instancias decisorias, las comunidades y las personas estar mejor preparadas ante fenómenos meteorológicos y climáticos. Esas alertas contribuyen a salvar vidas y bienes, proteger recursos y el medioambiente, y propiciar el crecimiento socioeconómico. La OMM apoya a los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales en esas labores y en el cumplimiento de sus compromisos internacionales en materia de reducción de riesgos de desastre, mitigación del cambio climático y adaptación climática, y desarrollo sostenible. 
 
La OMM facilita y promueve:

el establecimiento de una red integrada de observación del sistema Tierra para proporcionar datos meteorológicos, climáticos e hidrológicos;

la creación y el mantenimiento de centros de gestión de datos y sistemas de telecomunicación para el suministro y el intercambio rápido de datos meteorológicos, climáticos e hidrológicos;

la creación de normas de observación y monitoreo para velar por una uniformidad adecuada en las prácticas y procedimientos empleados en todo el mundo y, de este modo, confirmar la homogeneidad de los datos y las estadísticas;

la prestación de servicios relacionados con el tiempo, el clima y el agua —mediante la aplicación de la ciencia y la tecnología en meteorología e hidrología operativas— para reducir los riesgos de desastre, contribuir a la adaptación al cambio climático, y prestar asistencia a sectores como el transporte (aéreo, marítimo y terrestre), la gestión de los recursos hídricos, la agricultura, la sanidad y la energía, entre otros;

actividades de hidrología operativa, así como una cooperación más estrecha entre los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales de los Estados y territorios en que esos Servicios funcionan de forma independiente;

la coordinación de las actividades de investigación y de formación en meteorología y campos afines.

 

Nuestra labor fundamental

Esferas de interés

En el marco de su mandato en las esferas del tiempo, el clima y el agua, la OMM se ocupa de diversos aspectos y cuestiones, que van desde las observaciones, el intercambio de información, la investigación, la predicción meteorológica, las alertas tempranas y el desarrollo de la capacidad hasta la vigilancia de los gases de efecto invernadero y los servicios de aplicación, y mucho, mucho más.

Cómo lo hacemos

La OMM ayuda a sus Miembros en la transferencia de tecnología, la formación para el desarrollo de capa