Mi visión. Entrevista con el nuevo Secretario General de la OMM

El 1 de enero la OMM dio la bienvenida a su nuevo Secretario General, Petteri Taalas. Llegó a la Organización tras ejercer como Director del Instituto Meteorológico Finlandés desde 2002 hasta 2015, período interrumpido entre los años 2005 y 2007, cuando desempeñó el cargo de director del Departamento de desarrollo y de actividades regionales de la OMM. Su trayectoria en el Instituto Meteorológico Finlandés comenzó en 1986, donde fue, sucesivamente, jefe de investigación, científico, responsable de la investigación sobre el ozono y profesor de investigación en teledetección, antes de asumir su función al frente del Instituto. En ese puesto era conocido en los medios de comunicación finlandeses como “Sr. Cambio Climático”.

A lo largo de su carrera, el Secretario General ha participado activamente en diversas iniciativas internacionales. Desde 2008 ha colaborado en la coordinación y puesta en marcha de programas de la OMM en calidad de miembro del Consejo Ejecutivo. Ha sido también miembro del Consejo del Centro europeo de predicción meteorológica a medio plazo (CEPMMP) de 2002 a 2005 y, posteriormente, desde 2007 hasta la fecha. Ejerció el cargo de Presidente del Consejo de la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos (EUMETSAT) de 2010 a 2014, del cual fue miembro entre 2003 y 2005. El señor Taalas se desempeñó como delegado de Finlandia en el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) desde 2007 hasta 2015.

El Secretario General Taalas llega a la Organización con un mandato claro del Congreso Meteorológico Mundial. El Boletín lo entrevistó cuando estaba a punto de concluir su primer mes en el cargo.

¿Cuáles son sus prioridades a la hora de asumir el cargo de Secretario General?

Mis prioridades son las que definió el Congreso Meteorológico Mundial en mayo de 2015: se aprobaron ocho prioridades, que influirán en las decisiones que deban tomarse en los próximos cuatro años. El Congreso también designó una serie de áreas específicas como prioritarias, por ejemplo, la meteorología aeronáutica, que constituye una fuente de ingresos para muchos Servicios Meteorológicos. Además se priorizaron la reducción de riesgos de desastre, los servicios climáticos y el desarrollo de capacidades. El papel de la OMM es igualmente primordial en la coordinación de los servicios de investigación científica y de seguridad necesarios en las regiones árticas.

El año pasado se alcanzaron tres importantes acuerdos internacionales a los que también vamos a dar respuesta: en diciembre se llegó a un importante acuerdo sobre el cambio climático en la CP 21, celebrada en París; anteriormente, en marzo, se aprobó el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres; y en septiembre, la Asamblea General de las Naciones Unidas acordó los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Estos tres acuerdos servirán igualmente de guía para nuestro trabajo, y tanto la OMM como sus Miembros deberán desempeñar un papel importante en su aplicación.

Considero que el desarrollo de capacidades es un importante reto para la OMM. La mayoría de nuestros Miembros necesita ayuda para mejorar su capacidad de  prestación de servicios. Mediante la transferencia de conocimientos de una persona a otra, entre los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales e instituciones afines, y de país a país, reforzaremos la capacidad de todos nuestros Miembros desarrollándola y mejorándola a escala mundial.

Para llevar a cabo un trabajo tan importante, necesitamos disponer de recursos. Debemos desarrollar de forma más activa una cooperación más estrecha con organizaciones donantes y con otras instituciones, como el Banco Mundial, la Comisión Europea y los bancos regionales, con el fin de obtener recursos para asistir a nuestros Miembros. Necesitamos también colaborar más directamente con los gobiernos y ministerios a fin de mejorar el perfil de los Servicios Meteorológicos para que puedan obtener el apoyo y la visibilidad que requieren y así disponer de un nivel adecuado de recursos gubernamentales para realizar su labor. En líneas generales, esas serían las prioridades.

¿Cómo puede la OMM trabajar y coordinarse mejor con los Miembros y con los demás actores fundamentales en las áreas de la meteorología, la climatología y la hidrología, ya se trate de proveedores de información, intermediarios o usuarios finales?

Creo que la colaboración es un asunto muy prioritario. Todavía somos una Organización relativamente pequeña, por lo que necesitamos asociarnos con otros actores. Estoy muy interesado en la creación de asociaciones mutuamente beneficiosas con otras instituciones internacionales, así como con otros organismos de las Naciones Unidas como la FAO, el PNUMA, la OMS , la UNESCO y el PNUD. Además, debemos forjar relaciones más estrechas con organizaciones donantes a fin de atraer recursos para nuestro trabajo en el seno de la Secretaría de la OMM, pero especialmente para nuestros Miembros.

Para captar a estos socios, necesitamos gozar de una mayor visibilidad, sobre todo fuera de nuestra comunidad. Nos ocupamos de muchos temas que son muy interesantes y atractivos, como la adaptación al clima, la reducción de riesgos de desastre y la seguridad alimentaria. Además, podemos ofrecer nuevos servicios, por ejemplo, al sector energético para optimizar el uso de la producción de energía solar, eólica o hidroeléctrica. Asimismo, vigilamos la calidad del aire, un tema preocupante en las grandes ciudades de todo el mundo, especialmente en Asia. Como resultado de la urbanización, un gran número de ciudades se encuentran también más expuestas a las inundaciones repentinas y a las inundaciones costeras, así como a otros fenómenos relacionados con el tiempo, el clima y el agua. En todas estas áreas se abren oportunidades para ofrecer nuevos servicios a escala nacional, que aumentarán aún más el valor socioeconómico de los recursos invertidos en los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales.

La OMM y sus Miembros poseen útiles conocimientos técnicos y servicios. Estas competencias deberían publicitarse entre las instancias decisorias y los potenciales nuevos clientes de esos servicios.

¿Entonces su objetivo consiste en ampliar el alcance de la labor de la Organización aumentando los servicios de la Secretaría?

El grupo principal respecto del que me gustaría reforzar los servicios son nuestros Miembros. La mayor parte del trabajo de la OMM la llevan a cabo sus Miembros. La Secretaría, gracias a sus colaboradores y personal interno competentes, actúa en gran medida como coordinadora y facilitadora de esa labor.

Sin embargo, los conocimientos técnicos necesarios para el trabajo concreto de la Organización residen en los Miembros. Debemos motivarles para que pongan esos conocimientos al servicio del bien común mundial. Precisamente se insistió en ello en una reciente reunión de los presidentes de las comisiones técnicas de la OMM. Si conseguimos que los Miembros vean el beneficio de asignar expertos a la labor de la OMM relativa a las prioridades fijadas por el Congreso, a cambio podríamos ofrecer los mejores servicios a todos los Miembros.

¿En qué área y de qué manera puede la OMM conseguir más resultados a nivel internacional?

En el ámbito mundial, el trabajo científico de la OMM hace de la Organización un actor importante en la mitigación del cambio climático, pero más aún en la adaptación al clima. La reducción de riesgos de desastre constituye una prioridad para la OMM y para las Naciones Unidas, como se define en el Marco de Sendai. En los próximos 50 años se producirán con más frecuencia desastres más intensos como consecuencia de fenómenos meteorológicos. Por lo tanto, la OMM tendrá que invertir para desarrollar aún más los servicios de alerta temprana, una herramienta de adaptación muy potente en términos prácticos. Para ello será necesario fortalecer la capacidad de prestación de servicios de los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos de varios de sus Miembros.

Los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales constituyen la columna vertebral de la gestión de los riesgos de desastre, ya que proporcionan alertas tempranas a otras autoridades nacionales de seguridad, a empresas privadas y al público en general. Ese papel puede mejorarse aún más en el marco de las actividades de planificación. Nos tenemos que adaptar a los cambios del clima y quisiera que  los Servicios Meteorológicos Nacionales, en asociación con otras instituciones nacionales, participen en la planificación de la adaptación.

Hay una creciente necesidad de comunicar los descubrimientos científicos a las instancias decisorias y al público en general. Los Miembros de la OMM, junto con sus organismos, constituyen la columna vertebral de la ciencia física del clima. La OMM también alberga la Secretaría del IPCC. Es necesario vigilar los impactos del cambio climático y las concentraciones de los gases de efecto invernadero a medida que se vaya aplicando el Acuerdo de París sobre el clima. Urge aplicar medidas de mitigación para limitar el calentamiento a dos grados.

El público quiere recibir más y mejor información sobre cuestiones ambientales y sobre las medidas que puede tomar. ¿Cuál es el papel de la OMM en este ámbito?

Hay que atenerse a los hechos científicos, a aquellas magnitudes medidas con los sistemas de observación de la OMM o bien calculadas mediante los modelos de predicción, por ejemplo, basándose en varios escenarios de emisión. Si bien no somos un actor político, no debe subestimarse la importancia de comunicar la información científica basada en hechos que producimos.

También tenemos que reforzar la capacidad de nuestros Miembros para comunicar la ciencia climática. Los países desarrollados hacen un buen trabajo en lo que respecta a la transmisión de esa información a sus ciudadanos y a las instancias decisorias, pero la mayoría de nuestros Miembros necesitan apoyo en este ámbito. Podemos proporcionarles material básico para ayudarles en este tipo de comunicación. Deberíamos apoyar y fortalecer la capacidad de comunicación de los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales y de instituciones nacionales afines, de manera que se los reconozca como contribuyentes importantes al bienestar y al desarrollo sostenible de sus países.

¿Podría poner un ejemplo?

Cuando se terminó el Quinto Informe de Evaluación del IPCC en 2014, los Servicios Meteorológicos Nacionales basaron sus comunicaciones en la información y los gráficos de dicho Informe. Podríamos haberles ayudado a elaborar mejores mensajes.

La próxima reunión de la CP en Marruecos a finales de este año ofrecerá una nueva oportunidad de comunicación. La OMM y los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales deberían aumentar su visibilidad en ese evento. Deberíamos ayudar a los Servicios Meteorológicos Nacionales y a las instituciones de investigación a emitir mensajes claros y concisos para sus gobiernos en previsión del evento. Esto es un ejemplo del tipo de trabajo que podríamos hacer.

Desde su punto de vista, ¿cuáles son los principales desafíos que afronta la Organización? ¿Cuáles son los hitos de su trayectoria profesional que avalan su cometido actual como Secretario General?

Hay que actualizar algunas estructuras y prácticas de trabajo de la Organización. La OMM cuenta con excelente personal, altamente cualificado, pero es necesario revisar algunas prácticas de trabajo internas, la organización de las reuniones —nuestra participación en las mismas— y la asistencia que prestamos a nuestros Miembros. Estamos planeando llevar a cabo una encuesta a las partes interesadas acerca de su grado de satisfacción con nuestras funciones y estructuras.

Me ha alegrado observar que el personal de la OMM  está dispuesto a revisar sus prácticas de trabajo con el fin de ofrecer a los Miembros servicios de calidad y a un costo razonable. Personalmente, estoy convencido de que es factible. La OMM es un respetado organismo de las Naciones Unidas y puede convertirse en una organización aún mejor. Asimismo, la OMM se encuentra en una posición única gracias al estrecho espíritu de cooperación general entre los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales.

Mi experiencia previa me ha preparado para esta tarea pues tengo una formación en ciencias y durante muchos años he estado trabajando en temas de cambio climático. Bajo mi dirección, el Instituto Meteorológico Finlandés mejoró su capacidad de prestación de servicios y fue reconocido a nivel nacional por su excelencia: año tras año durante el último decenio, se clasificó como la mejor organización del sector público. El Instituto Meteorológico Finlandés ayudó activamente a varios Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales en todas las Regiones de la OMM. Finlandia es uno de los países más activos en la cooperación para el desarrollo y en el intercambio de conocimientos. Fui también presidente de la junta de una universidad bastante grande y miembro del consejo de administración de una compañía de energía internacional. Y, por supuesto, he trabajado aquí en la OMM como director de Desarrollo de Capacidades y he sido miembro del Consejo Ejecutivo durante los últimos ocho años.

Dentro del capítulo de los recursos humanos y financieros aprobados por el Congreso, ¿dónde debería hacerse hincapié para optimizar su uso?

En el último Congreso nos alegramos al conseguir un pequeño aumento del presupuesto, muestra de la confianza de los Miembros en la OMM. También existen posibilidades de atraer recursos externos para mejorar nuestra capacidad de prestación de servicios y para ayudar a nuestros Miembros a mejorar la suya.

Podemos ser más eficaces en nuestro trabajo diario mejorando nuestros procesos internos y revisando nuestras prácticas de trabajo. El bienestar del personal es igualmente muy importante para mí. También estamos planeando llevar a cabo una encuesta de satisfacción del personal para ver dónde nos encontramos a día de hoy. Vamos a analizar los resultados para ver cómo podemos mejorar. Quiero ver personas que trabajan con diligencia y sin perder la sonrisa.

Usted acaba de empezar este trabajo, pero mirando hacia el futuro, ¿cómo le gustaría que se reconociera a la OMM al final de su mandato?

Quisiera que la OMM se volcara más con sus Miembros, especialmente con sus Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales, de manera que se encuentren más satisfechos con los servicios que estamos ofreciendo al mundo exterior. Quisiera que la OMM tenga más visibilidad en cuestiones relativas al clima y los desastres y que sea percibida como un socio creíble entre los distintos actores internacionales. Sobre todo, me haría  feliz saber que hemos contribuido al bienestar de los pueblos de todos los Estados y Territorios Miembros de la OMM.

 

El Secretario General Taalas en la azotea del Instituto Meteorológico Finlandés con las antenas de recepción de señales de los satélites geoestacionarios

Share this page